Hola,  aquí estoy otra vez con mis historias, no son cuentos son sentimientos vividos en primera persona que al paso de mis días me descubren lo desconocidos que somos de nosotros mismos.

Me remontare medio año atrás cuando perdi lo mas preciado de mi vida en un suspiro, en aquel momento mi existencia luchaba cada dia buscasndo un sentido, un significado a lo ocurrido, respuestas que aliviaran mi dolor. De forma casual , como cuando alguien se encuentra una flor llena de vida, con un color intenso que alegra tu mirada, asi me encontré con el AKASHA que con su majestuosidad divina cubrió todo mi ser, desde ese momento mi vida empezó a cambiar, una sucesión de experiencias nuevas alentaban a mi persona, a seguir luchando, a todo esto he de resaltar a esas personas que fui descubriendo mientras poco a poco me iba adentrando en esta hoy y ya parte de mi vida que es el Centro Amatista, dirigido por dos personas desconocidas para mi en aquel momento, pero que desde su humildad y sabidura supieron darme el apoyo y afecto necesario para que yo mismo descubriera  cual era mi verdadero proyecto de vida.

Hoy cinco meses después, ellos continúan transmitiendo ese amor incondicional a todo el que se acerca hasta Amatista. Y yo quiero transmitiros lo importante que ha sido para mi el conocer la verdadera esencia de mi ser interior, hoy puedo afirmar que no existe ese vacio que yo sentí  tras la perdida de mi mujer, esa mujer que dio tanto sentido a mi vida, al contrario la siento cerca siempre pendiente de mi y mis hijos y ahora se que todo el tiempo que pase con ella fue un aprendizaje continuo, que seguramente en fechas venideras serán de un gran apoyo para seguir manteniéndome firme en mi  proyecto de vida, quizás os pueda sonar a palabras de olvido o de pasar pagina, no os equivoquéis pues ella permacera en mi interior hasta mis últimos días susurandome al oído palabras de aliento y animo para continuar lo que ella y yo empezamos una vida llena de amor y respeto hacia los demás.

Y vosotros pensareis, porque os cuento todo esto, pues es muy sencillo en estas ultimas semanas mis experiencias con el AKASHA han  sido superlativas, despejándome  dudas , avisándome de acontecimientos venideros los cuales podrían ser buenos o malos. Pero desde el AKASHA me transmitían  serenidad y sobre todo entendimiento para afrontar las situaciones con el talante suficiente, para que culminase dicha situacion de forma respetuosa y llena de sensibilidad ,  pues una de las cosas importantes que te enseñan es ha no juzgar jamas y tratar a las personas con la compasividad necesaria para que los demás se den cuenta que solo intentas ayudar o transmitir amor. La necesidad de escribir este relato ha venido sobre todo por una sensación que llevaba ya tiempo sintiendo desde la distancia, no en vano intentaba no hacer caso de tal evidencia, hasta que nuevamente el AKASHA ha despertado en mi  un sentimiento que choca frontalmente con mi pasado,  la confusión fue mayúscula pues mis tablas de valores decían que no podía ser posible, pero nuevamente ellos han vuelto despejar cualquier duda , haciendo mas evidente aun que solo nuestro destino lo elegimos nosotros por ello es importante escuchar nuestro interior, pues el nunca se equivoca.

Yo se que las personas que suelen leer estos  texto,  tienen una cierta sensibilidad y percepcion  que ya les habrá llevado a establecer ese vinculo con su alma, pero mi interés esta en esas otras personas que bien por falta de tiempo o por ser escépticas sobre estos temas no recurren nunca utilizar las herramientas que nos han facilitado desde el universo, pues quiero que sepan que yo tampoco las conocía, pero no descubrirán ninguna otra que les haga la vida mas feliz y amorosa como descubrir el AKASHA.

 Mariano Burgos