Aquí uno de nuestros alumnos más jóvenes en formación (24 años) explica la historia
de como empezó en Registros Akáshicos y a su vez gracias a ellos, vio y encontró su
realidad mediante una entrevista que le hicimos. Como a base de cambios pudo mejorar
su entorno utilizando esta gran herramienta, que su uso no es más que hacerlo todo
desde el amor incondicional.
También explica que tener una enfermedad no significa no poder seguir adelante con su
vida, ya que mucha gente en la sociedad actual, sobretodo a esa edad cae en drogas para
olvidar y depresiones de las cuales en un “foso suelen meterse”.
Disfrutad de este primer artículo de nuestro Alumno/Redactor colaborador de este
Magazine que gracias a su experiencia, quiere inculcar a gente más joven a no caer en
ciertas situaciones, en la introducción de la sección Juvenil podréis verlo.

Presentación:

Hola me llamo Miguel, tengo 24 años e iré explicando mi historia paso a paso desde que
empecé en Registros Akashicos hasta la actualidad, cómo ha sido, con el propósito de
que si alguien vive una situación parecida o conoce a alguien similar, se anime a leer
este artículo y venga a probar como hizo uno aquí presente. No hay nada que perder así
que espero que sea de vuestro agrado. Una vez más, gracias por leerlo ya que el objetivo
es poder ayudar y animar a que la gente (sobretodo los jóvenes entorno a mi edad) se
animen y vean de lo que va. Antes de empezar remarco desde un principio que no tiene
nada que ver con lo religioso ni sectas, ya que ni soy partidario de la iglesia ni nadie me
ha obligado a nada, siempre lo he hecho por mi propia decisión y/o voluntad.
La Historia frente a la realidad

¿Por qué viniste?

Es gracioso, porque yo sólo conocía el Reiki ya que mi madre lo había practicado. Un
buen día una amiga le persuadió para hacer un curso de Registros akashicos, se quedó
un sitio vacante y me preguntó: ¿Quieres venir a probar? Si tengo que ser sincero fui
porque no tenia nada que hacer y por probar no perdía nada, además que tenia una
actitud bastante pasiva que digamos “me daba igual todo” ¿y sabéis lo gracioso? Que a
mi madre no le interesó, prefería seguir con el Reiki y en cambio a mi me encantó y
llevo desde los 21 años aquí en Amatista.

¿Por qué seguiste?

Al principio fue por el trato que me dieron en Amatista y los alumnos, eran gente muy
agradable pero todos con algo en común. Me ponía nervioso cuando no me salía un
ejercicio, pero aun así era maravilloso estar haciendo algo de lo que el errar te hacia
aprender y estar un pasito mas cerca de conseguirlo. Cuando hice el segundo curso me
di cuenta de los obstáculos que tenia, como por el miedo, problemas familiares, sociales
etc… tenia ese pasotismo, esas ganas de no hacer nada, autoestima baja y muchas cosas
más. Dije desde el primer momento que llegaría a la maestría, que entre tanto problema
no era yo mismo y mis dos maestros Jos Gayà y Lys Riera han estado apoyándome
desde el principio, incluyendo también a los alumnos, les debo mucho y por eso seguí,
porque tenia ganas de hacer un cambio en mi vida, es más, creo que inconscientemente
Miguel Ruiz de la Torre