Bienvenidos una vez más a otro artículo del peque del centro.
Esta vez, he querido dedicarle un espacio a una situación, que me estoy encontrando frecuentemente en mi evolución de Registros Akáshicos. Ya dejé bien argumentado en otros artículos, que Akasha y Tarot, no tienen absolutamente nada que ver y aún así, parece que a la gente le traspasa o no quiere creerlo, y gracias a ello, he decidido hacer el artículo sobre: ¿Por qué las personas no respetan los dos meses después de una consulta Akáshica y por qué se debe llevar a cabo?

En una consulta de R.A, el sujeto viene con una breve lista de preguntas, sobre situaciones de su día a día, que no sabe como cambiar, o que se le repiten ciertos patrones u otros motivos. Una vez realizada la consulta, se debe dejar un margen de tiempo (mínimo de 2 meses) para que se puedan ver y valorar los cambios, y la evolución que se ha llevado a cabo sobre el sujeto, juntamente con sus asuntos personales.

Lo que obtenemos adelantando ese margen de tiempo es perjudicar nuestro crecimiento. Desde mi punto de vista, como estudiante veterano, sería como una falta de respeto tanto para Akasha como para la persona que esta en proceso de una evolución.
Para que algo funcione hay que trabajarlo.
En Akasha hay 3 pasos muy sencillos de cumplir:
Esfuerzo, Constancia y Fluidez.
Os recomiendo que respetéis ese corto espacio de tiempo, lo agradeceréis.

Hay gente que se obsesiona e intenta saltarse ese periodo de espera, y va pidiendo consultas a todo el que puede. Si conocéis alguien así, os daréis cuenta de que, por muchas que les hagan, nunca acaban viendo lo que tienen que ver, no crecen, se cierran en un bucle donde el Ego les juega una mala pasada continua, ya sea por miedo, preocupación, ambición, etc… sin mencionar que si están en formación, se van rezagando más y más y luego cuesta volver a pillar el hilo.

Otro caso que ha salido a la luz es preguntar a varios consultores ( ya sean maestros o estudiantes) las mismas preguntas a ver si coinciden. Eso es grave, no se debe hacer bajo ningún concepto, es poner en duda esta técnica profesional a la que nos dedicamos y ponemos nuestra vocación.

Bueno espero que os sirva de ayuda a la hora de querer un servicio o estudiar registros y recordad que la honestidad, es la llave que abre la puerta a Akasha.

Sed felices.

“Cambia tu alrededor y cambiarás tu mundo”